Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre, nueva exposición en Madrid

Si has ido a París, la ciudad de la luz, del amor, de la moda, de la Torre Eiffel y tantas cosas más, seguro que te asombraron sus amplias avenidas llenas de palacios y jardines, hasta que subiste al icónico barrio de Montmartre y descubriste una ciudad distinta: callejuelas, cuestas, antiguos y nuevos cabarets, y ese espíritu bohemio que solo se puede encontrar en ‘el barrio de los artistas’ desde que a finales del siglo 19 se convirtiera en el centro artístico y de diversión nocturna de Europa.

Pintores, poetas, escritores, cantantes, grabadores, ilustradores y toda clase de artistas se daban cita cada noche en los bares y cabarets del por aquel entonces peligroso barrio, donde se instaló el famoso Moulin Rouge para que los ricos sintieran la adrenalina de adentrarse en un barrio marginal donde podían salir sin nada… y más o menos así era, porque tanto ricos como pobres se acababan dejando sus ahorros en absenta, mujeres, y cualquier sustancia que encontraran por ahí.

Uno de ellos fue el famoso Henri de Toulouse-Lautrec, pintor y cartelista que retrató como nadie la vida nocturna de la zona: Pigalle y el Boulevard de Clichy, donde hoy se mantienen locales como Le Chat Noir y el propio Moulin Rouge, lugar al que acudía cada noche para atiborrarse de alcohol a cambio de hacer sus carteles mejor que nadie. Y es precisamente él quien da nombre al titulo de la exposición que desde hoy 20 de febrero se podrá ver en el Caixaforum (Paseo del Prado, 36, Madrid) hasta el 19 de mayo.

La exhibición consta de 339 obras (dibujos, pinturas, carteles, fotografias, objetos…) de más de 20 artistas aparte de Toulouse (que tiene 60 obras suyas en la muestra) como Vincent Van Gogh, Pierre Bonnard, Louis Anquetin, Édouard Manet, Georges Bottini o Pablo Picasso, y pretende mostrar el ‘espíritu de rebeldía e independencia política’ que comenzó desde 1880 en el barrio, esa búsqueda de los artistas para vivir sin depender de los gobiernos, yendo en contra del ‘establishment’ en un momento en el que la ciudad se recuperaba de la guerra en medio de una mezcla de miseria y ganas de pasarlo bien.

Sin duda, una gran forma de revisitar aquellos tiempos ¡No lo dejes para el final y ve a visitar esta maravillosa exhibición que trae lo mejor de Paris a Madrid!